Cuidando el físico... diviértanse

La hora en Lima

viernes, 30 de mayo de 2008

Duro de creer


MJ Más jóvenes... ¡¡¡Locos por Jesús!!!

No pienses que utilizamos artificios... así somos y lo más lindo que Jesús nos ama... Ven y comprueba que esto es verdad y conócenos de cerca para juntos con Jesús disfrutar la vida...

¡¡¡Feliz cumpleaños!!! Los elegidos de Junio

MJ Más jóvenes... ¡¡¡Locos por Jesús!!! Venir a este mundo es un misterio aún sin resolver si lo consideramos un azar, y en tal sentido nunca encontraremos una respuesta satisfactoria pues para ello habría que tener todo el conocimiento no sólo de la existencia humana sino también del universo entero... y así, tal vez, podremos decir la razón por la que cada ser humano está sobre esta tierra.
Pero en realidad este misterio ya fue revelado por el Evangelio. Sabes, nadie está por azar, nadie es una casualidad existente buscando una razón, el Creador del universo pensó en ti y se dedicó a crear cada detalle tuyo de manera minuciosa por su soberana y sola voluntad, jamás serás por ello fruto del azar o existirás por una situación inesperada, eres porque Dios decidió tu existencia...
"Porque tú formaste mis entrañas; me entretejiste en el vientre de mi madre.
Te doy gracias, porque has hecho maravillas.
Maravillosas son tus obras, y mi alma lo sabe muy bien.
No fueron encubiertos de ti mis huesos, a pesar que fui hecho en lo oculto
y entretejido en lo profundo de la tierra.
Tus ojos vieron mi embrión,
y en tu libro estaba escrito todo aquello que a su tiempo fue formado,
sin faltar nada de ello".
Salmo 139: 13-16

Dios te concibió con un propósito y por ello tuvo cuidado de tí en cada detalle personal que te hacen un ser único, para así tener tu marca propia y distintiva, por esta razón nunca hubo en el pasado ni habrá alguien en el futuro que sea igual a tí. Dios te hizo especial por cuanto eres un testimonio más de la capacidad creadora sin límites del Señor Todopoderoso. Ven, acércate a Dios por medio de Jesús y verás que encontrarás la paz y verás la vida con esperanza... esperanza eterna y no pasajera... esperanza segura y no ilusa...
"Yo soy el camino, la verdad y la vida;
nadie viene al Padre, sino por mi".
-Jesús-

Que Dios les de un Feliz día de cumpleaños, y puedan experimentar del amor de Jesús a través del afecto de cada uno de los amigos(as) que te rodean... El Creador te tuvo primero en su corazón y te hizo para que puedas vivir abundantemente... ¡¡¡Feliz día!!!
CUMPLEAÑOS MES DE JUNIO – MJ

Domingo 01
Hilda Manrique Chaupis

Lunes 02
Susana Isabel Tamayo Ochoa
William Wilder Gallo Solis
William Narciso García Ñaupari
Martes 03
Peggy Llacza Rosales

Miércoles 04
Guisella Loayza Villaverde
Karen Lissete Mendoza Osorio

Viernes 06
Rolando Salinas Vergaray
María Isabel Falcón La Rosa
Laura Angélica López Negrete
Julio César Alvarez Cáceres

Sábado 07
Elizabeth Susy Condoli Jerí
Hilda Ingrid Cenizario Alva
Jorge Christopher Ugarte Marcos

Domingo 08
Angel Manuel Suybate Valdivieso

Martes 10
Margarita Pareja Chaccara
Margarita Sencia Meza

Miércoles 11
Carlos Mariano Blanco Cabrera
Rolando Luis Montoro Padilla
María Elena Lara Valverde
José Luis Linares Ramírez

Viernes 13
Marlon Miguel Angel Garibaldi Gallese
Lucio Antonio Chimanca Huarcaya

Domingo 15
Nidgo Wilson Pariona Cabalcante
Pedro Adolfo Luna Muñoz
Jaime Hinostroza Zorrilla

Martes 17
Vanesa Carolina Cueva Carrasco
César Enrique Vento Arévalo

Miércoles 18
Doylith Flores Torres

Jueves 19
Martín Guillermo Yllescas Barrientos

Viernes 20
Murguia Campaña, Orlando Yojer

Sábado 21
Rado Hilares, Karla Beatriz

Domingo 22
Florentina Mamani Onofre
Ediluz Roxana Santos Camarena
José Dante Pucahuaranga Aguilar

Lunes 23
Lupe Isabel Calero Valdivia
Liliana Antonieta Guerra Loayza
Esmeralda Flores Quihui
Renee Isabel Morales Arica

Miércoles 25
Luis Roy Herencia De Los Santos
Lucía Acosta Vasquez

Jueves 26
Marco Vitto Navarro Pariona
Hersino Ronny Córdova Quispe

Viernes 27
Ibelice Pérez Cuba
Liseth Karen Luna Osorio

Domingo 29
Javier Enrique Esquivel Ecca

sábado, 10 de mayo de 2008

¿En quién confías?

MJ Más jóvenes... ¡¡¡Locos por Jesús!!! ¿En quién confías hoy? No es una alusión a si estás con alguien cerca o tienes un montón de actividades con gente. ¿Tienes a alguien que puede responder a tu necesidad íntima, no es una alusión a lo sexual o sensorial, búsqueda de placer... sino a una persona con la cual puedas abrir tu corazón y sin ningún prejuicio o con toda libertad mostrar tu ser interior en su plenitud, con todas sus cosas oscuras, cosas oscuras y vergonzosas que todos tenemos. Este es un reto pues vivimos constantemente un mundo superficial donde por una cuestión de imagen o orgullo mantenemos un perfil de solides o de impermeabilidad ante las circunstancias emocionales que nos toca soportar.
Pero descubrimos la soledad como una compañía fiel, si fiel porque constantemente nos acompaña y más aún cuando a pesar del grupo que te rodea increíblemente te descubres solo(a). Esto trae un sinsabor y frustración porque a pesar que físicamente tienes a varios a al mano nadie realmente está interesado el uno por el otro.
Si de algún modo eres creyente o tienes cierto contacto con la religión te preguntas ¿y dónde está Dios en este momento? ¿acaso no ve mi situación? ¿Sabes? Dios ya vio tu situación y conoce exactamente tu sentir: "No es bueno que el hombre esté solo; le haré ayuda idónea para él" (Génesis 2: 18). Dios nos hizo con la capacidad de comunicarnos y no sólo esto sino de vincularnos de manera emocional de modo tal que nos quedemos conectados más allá de lo material. Pero ¿qué pasó? por qué no puedo lograr entonces vincularme y desaparecer esta tormentosa soledad?
Lo que ha ocurrido es sencillo, la obra de Dios en nosotros a sido distorsionada por la rebelión del ser a la dirección de Dios y el reconocimiento como Señor de lo creado. Esto ha hecho que en nosotros apareciera la vergüenza personal, la negación del prójimo y la separación de los demás, esto a pesar de la necesidad de relacionarnos y de vincularnos.
¿Qué puedo hacer? Regenerar la imagen de Dios en es lo necesario hacer... ¿Será esto posible? Sí... acepta a Jesús como lo que dijo ser "el camino, y la verdad, y la vida; nadie va al Padre, sino por Él (Juan 14: 6). El camino para encontrarse consigo mismo es Jesús. Jesús realizó su obra para restituir de manera perfecta la imagen perdida del hombre, ese hombre que se perdió por rebelarse contra Dios.
Hoy si confías en Jesús verás como tu vida tomará un rumbo nuevo y ya no andarás más bajo la incertidumbre de la verdad pues conocerás que hay una realidad sólida con Jesús que te permite vivir plenamente y mantener un orden que hace de digno de ser amado y amar. "Venid a mi todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar" -Jesús- (Mateo 11: 28).

martes, 6 de mayo de 2008

Su hijo dió

MJ Más jóvenes... ¡¡¡Locos por Jesús!!! Nunca has sabido que alguien dió su vida por tí... si alguna vez te preguntantes cuánto vale tu vida debes de saber que Jesús murió por tí y eso demuestra cuánto vales para Dios. Jesús lo dió todo por ti ahora te toca darle tu vida para vivir todo por Él, con una ruta definida, abiendo qué es la verdad y disfrutando al máximo tu existencia.

video

La oración: ¿Carga o alivio?

MJ Más jóvenes... ¡¡¡Locos por Jesús!!!Debo decirles que las siguietes líneas no serán el consabido pensamiento religioso sobre la oración. Debo confesarles que posiblemente no soy capaz de hacerlo. Lo usual es que casi todo lo que hemos oído sobre la oración, nos deja bajo una pesada sombra de culpabilidad o el hastío de frases esterotipadas muy piadosas y frases impactantes pero vacías. La gran pregunta frente a nuestra realidad es ¿de qué nos sirve? pues he aplicado todo lo que me dicen pero me quedo con la misma sensación de incapacidad de orar o fracaso de mantener una disciplina en este aspecto de mi vida cristiana. Lo cierto que en la Biblia la oración cumple un papel destacado pero frente a un mundo a la deriva como el que vivimos podemos poner en duda si tiene un papel destacado hoy en día.
Mi idea es poder darte elementos que te permitan tener un mejor concepto de la oración y descubrir que tal vez has estado luchando con una distorsión de la oración y no con la oración verdadera.
LA BIBLIA Y LA ORACIÓN
En Filipenses 4: 1-12 se nos menciona varias cosas que todos queremos:
>> Deseamos estar firmes en nuestra fe (4: 1)
>> Deseamos tener una actitud gozosa durante todo el día (4: 4)
>> Deseamos que nuestras mentes se ocupen de cosas provechosas (4: 8)
>> Deseamos vivir plenamente los principios de Dios para ser inundados de paz (4: 9)
>> Deseamos contentamiento y satisfacción (4: 10-12)
Sí, todos queremos estas cosas; pero pocos las experimentamos de manera regular.
¿Qué pasa entonces? Tal parece que nuestra frustración se hace más y más profunda; las preocupaciones diarias aumentan; y muchas veces nos invade la irritación haciendo que nos sintamos resentidos. Luchamos con sentimientos como: "Soy hipócrita, un mal ejemplo de cristiano". Y lo más interesante es que lo primero y único que nos sacará de esta situación es lo último que probamos: LA ORACIÓN.
Lee lo que dice Filipenses 4: 6, 7 (RVR). Tal vez resulte un texto bastante conocido por lo cual a perdido impacto. Por ello leamos estas palabras en otra versión bíblica:
"No se afanen por nada; más bien oren por todo. Presenten ante Dios sus necesidades
luego no dejen de darle gracias por sus respuestas. Haciendo esto sabrán ustedes lo
que es la paz de Dios, la cual es tan extraordinariamente maravillosa que la mente
humana no podrá jamás entenderla. Su paz mantendrá sus pensamientos y su corazón
en la quietud y el reposo de la fe en Jesucristo". (Filipenses 4: 6, 7 -Lo más
importante es el amor-)

¡Tremenda declaración! Quiere decir que cuando oro, la ansiedad, la creciente irritación y las luchas internas que me revuelven, se desvanecerán, de hecho serán sustituidas por la paz interior y por todas esas otras cualidades que tanto deseo.
¿Sabes lo que impide entrar en la verdadera oración? Los envoltorios tradicionales que se han puesto alrededor de ella. La caricatura que ha surgido a través de los años por el modelo tradicional (no bíblico), es ahora una disciplina autoimpuesta que produce sentimiento de culpa, en vez de ser una práctica que alivia de ansiedad. Esa oración no viene de Dios.

La perspectiva de Pablo acerca de la oración es esta: Produce paz, no la quita; alivia toda ansiedad, la idea no es crearla o ponernos un peso de culpa encima. Sin embargo, como te darás cuenta, muchos enseñan que la oración eficaz o espiritual, debe ser ardua, larga e incluso dolorosa; y que hemos de perseverar en ella durante horas sin interrupción... rogando, anhelando, esperando, sufriendo.
Lee bien las siguientes palabras y sin sorpresas. Uno no encuentra nada de eso en las Escrituras. Exceptuando ciertos casos extremos y muy limitados, la oración nunca es larga ni difícil de sobrellevar. No hay ningún personaje bíblico que luchara con sentimientos de culpa por no haber orado durante bastante tiempo. ¡¡¡Cuidado con hacer de lo extremo nuestra regla de fe!!! En cuanto a la oración, despojémonos de todo ese tradicionalismo falaz y volvamos al modelo que nos dejó nuestro Salvador cuando anduvo y habló entre nosotros.
En los días de Jesús la oración había degenerado por lo menos en cinco aspectos específicos:
1. Había dejado de ser expresión libre para convertirse en un ejercicio formal. Existan oraciones hechas para todo tipo de ocasión. La oración era alfo formal, litúrgico, uniforme, por lo tanto, rutinario y carente de originalidad.
2. La oración era ritualista en lugar de ser espontánea. Había horas fijas para orar. Asimismo había lugares fijos para orar: los preferidos eran las sinagogas.
3. Se hacían oraciones largas, con una gran verbosidad y llena de adjetivos. De hecho, existía la creencia que Dios oía más fácilmente que aquellos que se extendían en oración. Cuanto más floro ponías a la oración, mejor.
4. Se repetían constantemente palabras y frases.
5. El orar llegó a ser una razón de orgullo más bien que una expresión humilde delante de Dios. Orar me llevaba a ser reconocido y no hacia que me humille ante mi Creador.
LAS INSTRUCCIONES DE JESÚS
Jesús nos dio pautas a llevar adelante para lograr una vida de oración que satisfaga y honre a Dios. Jesús hace tres declaraciones fuertes y todas ellas negativas:
1. No seas hipócrita (Mateo 6: 1, 2, 5, 16). Jesús reservó para la hipocresía sus comentarios más duros. Podemos decir sin temor a equivocarnos que la despresió.
Por tal motivo mandó reserva y soledad para el momento de orar (Mateo 6: 6). La oración no es algo que uno hace para que lo vean; si se convierte en una plataforma para impresionar a otros, pierde su valor y propósito. Se trata de un acto de devoción privado, no de una demostración pública de piedad. Según Jesús, su sitio es el lugar apartado y secreto donde solo nosotros participamos.
2. No utilices mucha repetición (Mateo 6: 7, 8). Jesús nunca consideró la oración como un implorar, mendigar o machacar delante del trono de Dios. El Padre conoce a sus hijos, sabe lo que cada uno necesita, conoce tu corazón y con acierto sabe tu necesidad fundamental; por lo tanto no hay razón para pensar que el entrar en contacto con Él requiere palabras especiales repetidas de modo excesivo.
Hoy tu oración requiere con urgencia frescura y espontaneidad.
3. No albergues nada contra otro (Mateo 6: 14, 15). Esto es una realidad desde el Antiguo Testamento. "Si en mi corazón hubiese yo mirado a la iniquidad, el Señor no me habría escuchado" (Salmo 66: 18). Si deseo la limpieza, debo cerciorarme que todo esté bien en mi relación con los demás.
La oración es alabanza y gratitud, intercesión y peticiones, meditación y confesión. Al orar nos concentramos por entero en Dios; ganamos nuevo celo para seguir adelante, una visión más amplia de la vida, y más determinación para resistir.
Ningún débil ser humano se hace del dominio de los acontecimientos y los cambia pronunciando unas pocas palabras en oración. Es Dios quien les da la existencia, quien cambia las cosas, quien gobierna. Cuando tú y yo oramos, cambiamos, y ese es uno de los motivos principales por los que la oración constituye tan magnífica terapia para contrarrestar la ansiedad.
EL ÚLTIMO ALIENTO

La oración verdadera, de aquella que Jesús enseñó y que Él ejemplificó es realista, espontánea... una comunicación práctica con el Dios vivo que produce como resultado el alivio de la ansiedad personal y una confianza tranquila en que nuestro Dios tiene bajo su control todas las circunstancias que nos afectan.